TESTIMONIOS

Te invitamos a conocer la experiencia de nuestros clientes que comenzaron a hidratarse con el agua de nuestros equipos obteniendo un antes y un después en sus vidas y resultados.

Verónica Abud,

cliente desde 10/2015

En agosto del año 2015, en mi examen anual de mamas, me descubrieron un tumor de cáncer.  Al principio vino un shock emocional como si no fuera verdad el diagnóstico. Albert (mi marido) le escribió a un amigo australiano, experto en nutrición humana y él le contestó que partiera por 3 cosas:  Dejar el azúcar, usar solo aceite de oliva y alcalinizar el cuerpo.

 

Le explicó que cambiara mi alimentación recomendándonos el libro "Recetas con los alimentos contra el cáncer del Dr. Richard Béliveau y Dr. Denis Gingras”.  Así mismo que también que comprara una máquina para alcalinizar el agua de la llave.

 

Mi tratamiento terminó en Abril del 2016 con mucho éxito hasta ahora e integramos el agua alcalina a nuestro uso diario. Se cocina y se usa para todo lo que signifique preparar comida. 

 

¿Qué fue lo que me permitió salir adelante de esta enfermedad? Fue un conjunto de cosas, pero sin duda la alimentación y el agua alcalina me hicieron sentir que yo podía hacer algo por mi independiente de los tratamientos.

Sarah Kutz,

cliente desde 12/2015

Compramos un equipo de Agua Alcalina Ionizada en diciembre de 2015.  La razón principal fue que no consumíamos bebidas ni jugos preparados y estábamos gastando mucho en agua embotellada, sumado a que nos preocupaba mucho el medio ambiente por el plástico que generábamos.

 

Conocimos acerca de la dieta alcalina por los primos de mi marido y por mi mamá, Médico Familiar, quien siempre ha complementado la medicina con prácticas alternativas, sobre todo las relacionadas a la alimentación.

 

Nos encanta el café, y hasta el café de grano más económico tenía un excelente sabor. El segundo efecto fue la hidratación, uno lo empieza a notar en la piel.

 

Lo que realmente nos causó mucho impacto fue cuando quedé embarazada el año 2016. Tomé agua durante todo el embarazo y después cuando nació la Maya (noviembre 2016), ella sólo tomó y comió alimentos cocinados con Agua Alcalina.

Dirección

Kennedy 5600, of. 401,
Vitacura. Santiago, Chile

Contacto

Seguir

+56 2 2706 5829

+56 9 6589 8988 +56 9 8807 2927

©2018 Alcavida Chile. by Studio Sur